tendencia

5 tips para combinar tus prendas de forma inteligente

Si después de ordenar tu armario crees que necesitas comprar más ropa, aguarda un segundo, probablemente solo debas aprender a combinar prendas de forma correcta.

Lo más probable es que ya tengas las prendas que te ayudan a verte y sentirte mejor, pero no les has sacado el mayor provecho posible.

Hay ciertas reglas que debes seguir para saber qué hiciste lo correcto y que te ves fenomenalmente con ellas.

¡Ojo!, no hablamos de estereotipos o físicos, sino de colores, patrones y estampados. Incluso, de tomar las decisiones correctas para sentirte más cómoda con tu cuerpo y con lo que quieres resaltar.

1. Básicos.

La primera regla y probablemente la más importante, es que tu clóset debe tener prendas básicas.
Y estas son prendas cómodas que combinan con todo y son capaces de crear cientos de looks, sin que se den cuenta de que llevas siempre lo mismo.

Las prendas básicas que deberías tener son:

Jeans, una camisa blanca, un vestido negro sencillo, un pantalón de vestir negro, un blazer, un abrigo clásico, un suéter oscuro, leggins negros, zapatos planos y unos zapatos de tacón simples.

2. Combinar según la rueda de color.

Monocromática: combina prendas del mismo color o de tonos de la misma paleta de colores. Como el gris y el negro, el marrón y el beige, el azul claro con el azul oscuro.

ontraste: si eres un poco más arriesgada, prueba combinaciones atrevidas donde el color de cada pieza sea opuesto con el otro. El azul rey con el naranja, el amarillo con el morado, el verde con tonalidades rosas, etc.
Negro, gris, beige y blanco: El negro lo puedes usar en eventos importantes, también es recomendable emplearlo como color complementario para resaltar la tonalidad de otro color.
Al combinar el blanco con cualquier color de la paleta cromática conseguirás un look infalible, sofisticado y seductor.

 

3. Estampado.

Los estampados grandes aportan volumen, por lo que estos no favorecen a las personas de contextura gruesa ni a las de baja estatura. Los estampados pequeños causan el efecto contrario.
Si quieres parecer más alta, apuesta por una prenda de cuadros grandes.
Pero, si quieres adelgazar tu figura, usa una prenda de cuadros pequeños, con alguna otra de la misma gama de color.
Las rayas verticales estilizan el cuerpo y aportan elegancia; mientras que las rayas horizontales dan la ilusión de sumar kilos a quien las porta.
Los lunares son un clásico. Elije aquellos pequeños con fondo oscuro para verte más delgada, o escoge los de fondo claro o con lunares grandes para aportar volumen a tu silueta.

4. No todo debe combinar.

Si crees que tu zapatos, cartera y cinturón deben combinar a la perfección y necesitan ser del mismo color, ya no es algo forzoso.
Lo que antes era un acierto seguro, hoy te puede hacer ver fatal. El color de los zapatos y accesorios no debe ser igual.
Ahora puedes jugar con los colores, tamaños y formas. Atreverte un poco te ayudará a verte más elegante, hermosa y segura.

5. Seguridad.

Por último, pero probablemente un elemento de suma importancia. No importa si aprendas a combinar prendas como una experta, si no te sientes segura de ti misma lo que uses no se verá bien.
Recuerda que si vas a usar algo es porque te gusta y te sientes cómoda con eso. ¡Hazlo por ti!, y no para complacer a los demás.
La moda va y viene, pero el estilo perdura. Y este último tiene que ver más con la actitud, el poder y la seguridad con la que te vistes.
¡Gracias por tu visita!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *